Tutorial: Costura francesa

Una de las primeras costuras que me enseñó mi madre (y la otra mitad de Costuretas) fue la llamada "costura francesa". Y ¿para qué sirve esta costura? Básicamente nos permite unos acabados mucho más pulidos, tanto por el interior como por el exterior de nuestro proyecto. 

Muchos de nosotros (me incluyo), nos apasionamos con proyectos y más proyectos, y una vez tenemos una idea queremos acabarla cuanto antes y una vez cosidas las costuras andar cortando las esquinas o haciendo un zig-zag para evitar que todo se deshilache nos parece tremendamente aburrido.

La costura francesa es útil en aquellos casos en que queremos cuidar el aspecto de nuestro proyecto, por ejemplo cuando queremos ser más cuidadosos, ya sea porque estamos usando mejores telas que de costumbre, o porque queremos crear un regalo especial para alguien.

Sea como sea, cuando cosemos telas muy finas (o telas que se deshilachan muchísimo), esta costura es ideal. Permite esconder los bordes de la costura completamente, manteniendo el deshilachado escondido. Pruébalo cuando cosas telas como gasa, o tul sobre un vestido y verás la diferencia.


Imagina por un segundo que esos márgenes de costura que lavado tras lavado tras lavado tienen cada vez peor aspecto, pudieran quedar completamente escondidos, únicamente mediante una puntada recta a la vista, tanto por dentro como por fuera.


Realmente es precioso lo bien que se ve. Aunque puede usarse en curvas, como mejor se usa en en costuras rectas. Y ¿sabes lo mejor? ¡Es realmente fácil!



Paso a paso

Antes que nada debes unir las dos telas en las que querrás que quede la costura francesa, y coserlas, pero... debes colocar las telas REVÉS CON REVÉS... Sí, sé que suena raro, sé que siempre os digo que hay que trabajar la tela derecho con derecho peeeeero, ahora vereis por qué.

Antes de coser, debes decidir el margen de costura que deseas. Normalmente, si quieres que se vea un poco menos de un centímtro, puedes dejar 1,5 cm. Para poder crear la costura francesa vamos a hacer dos costuras, por lo que este margen debemos dividirlo en dos (por ejemplo, 0,60cm y 0,90cm). Es importante que uno de los dos márgenes sea más pequeños que el otro, y es el que coseremos primero. SIEMPRE.

Primero cosemos una puntada recta a 0,60cm del margen, con las telas encaradas por el revés (tal y como hemos dicho antes)


Entonces, abrimos la costura y planchamos.


Ahora sí, doblamos la tela por la costura, de manera que se encaren el derecho (es decir, las dos partes exteriores de la tela), y planchamos de nuevo



Ahora ya podemos hacer la segunda costura dejando un margen de 0,90cm. Con esta puntada estamos envolviendo los márgenes de la primera costura (la flecha negra en la foto), dentro de esta nueva costura. Es por este motivo que el primer margen de costura siempre debe ser más pequeño que el segundo... para que puedo caber dentro de la segunda costura y no sobresalir, ya que si no, no tiene sentido hacer esta técnica. (En caso de que uses otros márgenes de costura, se puede cortar la tela sobrante de la primera costura, antes de hacer la segunda, para que te quepa dentro).


Ahora, abrimos la tela por el lado exterior, y planchamos la tela abierta


Y ¡ya está! Vuestra primera costura francesa lista



Extraído del blog Make It and Love It

3 comentarios: