Y las esquinas ¿cómo las cosemos?



Cuando empiezas a dedicar tiempo a la máquina de coser, una de las primeras cosas que aprendes es a hacer dobladillos, útiles para casi todo.


Hoy no vamos a hablaros de como coser dobladillos, sólo nos vamos a centrar en las esquinas. Hay muchas maneras de hacerlo, pero la opción más profesional que da un aspecto cuidado y pulido a todo lo que hagamos, es coser las esquinas en inglete.

Los pasos para hacerlo son muy fáciles, y aquí vamos a intentar explicároslo.

Una vez decidas de qué medida quieres el dobladillo, dobla la tela por el revés el doble de centímetro de los que quieras el borde (por ejemplo, si quieres un dobladillo de 1 cm, necesitarás doblar la tela a los 2 cm). Pásale la plancha por encima para que quede una marca.


Desdobla la tela y verás que en la esquina ha quedado marcado un cuadrado. Marca la diagonal de ese cuadrado y córtalo. 


Ahora, lo que queda marcado en la tela es un triangulo. Marca una línea paralela al bies de la esquina, a la altura del vértice inferior del triángulo (lo más claro es ver la imagen).


Dobla la tela por la linea que acabas de dibujar de manera que coincidan las marcas de la tela como ves aquí:


Ahora ya puedes hacer el dobladillo haciendo coincidir las esquinas.


Para que el dobladillo quede más pulido y no se deshilache, dobla la tela por la mitad, haciendo coincidir el borde de la tela con el primer doblez de la tela.

Ahora tendremos un dobladillo con la medida que queríamos inicialmente.

Te recomiendo que planches por encima para eliminar las marcas de dobleces anteriores y para facilitar la costura.



Por último, cose con una puntada recta, cerca del borde interior.


Al llegar a la esquina, mantén la aguja de la máquina de coser en la tela, mientras levantas el prensatelas u giras la ropa. Recuerda rematar tanto al principio como al final (con coser 2 o 3 puntadas hacia atrás es suficiente).

¿A qué es mucho más fácil de lo que parece?



2 comentarios: