Tutorial - Cómo usar hilo elástico

Hay un montón de tutoriales sobre cómo fruncir tela usando hilo elástico. Muchos de ellos dan diferentes ideas sobre la tensión, la longitud del hilo, cuánto estirar el hilo al hacer la canilla, etc... Uno de los que he encontrado que más me ha gustado es este que os traduzco.


Para poder preparar este tutorisal, la autora afirma haber probado cada modo posible de hacerlo, y que pocas veces vió una diferencia considerable en el resultado final. De todos modos, aunque aquí nos muestra el que mejor le ha funcionado a ella, nos recomienda que una vez ante vuestra propia máquina de coser, juguéis un poco por vosotros mismos. ¡Buenísima idea!

Para hacer un buen fruncido elástico lo único que necesitas es tela, una bobina de hilo, y por supuesto ¡hilo elástico!


En primer lugar, a la hora de cortar la tela, ten en cuenta que la pieza final será más o menos la mitad de tamaño una vez acabes el proceso, pero que tendrá un montón de elasticidad. Si puedes, es recomendable marcar previamente las líneas con un rotulador de tela o un jaboncito de costura (tizas). Puedes crear tantas líneas como quieras, a la distancia que más te guste, aunque la mayoría de la gente las hace cada 1,5cm o 2 cm. Lo único que debes tener en cuenta es que cuanto más juntas estén, ¡más fruncido parecerá!



En segundo lugar, es importante rellenar la canilla A MANO con el hilo elástico. Mejor si le pones un poquito de tensión cuando lo hagas, pero no en exceso (¡no temas! no tardarás más de 20 segundos en hacerlo).

A la hora de colocar la canilla en el canillero recuerda pasar el hilo por donde toca, del mismo modo que loo harías con un hilo convencional.


Una vez llegado el momento de empezar a coser, con el hilo convencional enhebrado en la máquina, recuerda realizar un par de puntadas de remate (haciua atrás) al principio de la fila para asegurar las costuras.


Luegfo simplemente, cose con una puntada recta a lo largo de la primera línea dibujada...


Una vez al final de la fila, tienes dos opciones: puedes rematar, cortar los hilos y volver a empezar en la siguiente fila, o bien simplemente levantar el prensatelas, girar la tela unos 180º, volver a bajar el prensatelas sobre la siguiente fila, ¡y seguir cosiendo!


Sólo queda repetir este proceso para cada una de las líneas que hayas dibujado, recordando rematar al final de todo.

La primera fila no quedará muy fruncida, pero a medida que avances, irá quedando cada vez más bonito. Cuantas más filas hagas, y cuanto más cercanas estén unas de otras, más fruncido se verá.


Así es como te quedará la costura por detrás:


¡Imagina todo lo que puedes llegar a coser!


Tutorial traducido del blog Ruffles and Stuff

No hay comentarios:

Publicar un comentario