12 errores a evitar al cortar tela

Como ya sabéis los que habéis asistido a alguno de nuestros talleres, cortar la tela es uno de los pasos más importantes en la costura. Así que voy a aprovechar un fantástico post que he descubiertio en el blog Sew it love it para que conozcáis los errores más comunes ¡y podáis evitarlos! 

Pequeños detalles como olvidar lavar la tela antes de trabajar con ella, o usar unas tijeras que no estén bien afiladas puede arruinar tu proyecto, es así de claro y simple. Aquí tenéis una lista de 12 cosas a tener en cuenta cuando cortes la tela de tus proyectos:


1. Olvidarte del prelavado

Seguro que no quieres acabar con una prenda de tres tallas menos que la tuya ¿verdad? Lava y seca la tela antes de hacer cualquier otra cosa. Así te asegurarás que tus patrones queden perfectos y la ropa creada por ti no encoja luego.


2. Utilizar tela con arrugas

Cuando usas tela arrugada, puede parecer que la cortas del mismo tamaño que el patrón, pero una vez planchas esa pieza, la mayoría de las veces resulta que queda más grande de lo que debería o toma una forma diferente de la del patrón. La tela debería estar perfectamente lisa y planchada antes de cortarla, así que asegúrate de eliminar arrugas y marcas de dobleces con la plancha y lograrás una gran diferencia al final.


3. Dejar que la tela caiga por el borde de la mesa

Cuando utilizas una mesa pequeña para cortar, una parte de la tela normalmente acaba cayéndose hacia el suelo y ejerciendo tensión. Incluso aunque la parte superior de la tela esté recta, la parte que cae tirará de ella y hará que se tuerza o gire. Resultado: cortaremos de pena. Para evitarlo, intenta extender la cantidad de tela que necesitas sobre la mesa, y el resto lo doblas cuidadosamente a un lado (sin que caiga al suelo).

Si puedes, lo mejor es poder usar una gran y lisa superficie de trabajo. Una gran mesa de corte sería lo ideal, pero claro, no todos tenemos ese privilegio. Usar directamente el suelo limpio es una alternativa práctica y fenomenal.


4. Ignorar las indicaciones de los patrones

Los patrones comerciales típicos a veces requieren detalles específicos de los que no te enterarás si no sigues las instrucciones al pie de la letra. Las revistas suelen disponer de diagramas mostrando como colocar los patrones sobre la tela u otras informaciones relativas a cómo cortar. ¡No te saltes el paso de comprobar esas instrucciones! Sé que a veces es un palo y nos morimos de ganas de empezar nuestro proyecto, pero te compensará perder unos minutos con esto.


5. Recto hilo de la tela en la dirección equivocada

La primera vez que me hice unos pantalones de pana no presté atención a la dirección de la tela y solo buscaba aprovechar el máximo posible la tela de la que disponía ¡Gran error! Cuando me los probé, la parte delantera y la trasera tenían un tono diferente. Otra vez, meses después, me hice una camiseta que después de tres lavados tenía las costuras completamente giradas. Desde luego aprendí la lección: ¡Vigilar la dirección del hilo!

Resumiendo, en telas terciopelo, polar, etc (afelpadas o con pelo) la dirección del hilo es la dirección en que el pelo queda más suave. Cuando usas varios patrones, todas las piezas deben cortarse en la misma dirección o la tela se puede ver diferente (como me pasó a mí). Si pasas la mano sobre el pelo, en dirección paralela al orillo de la tela, primero en una dirección, y luego en la contraria, verás que el pelo parece un poco más claro (y en algunas telas también más suave aún) hacia uno de los lados. Bien, pues ESA es la dirección del hilo.

Imagen vía "Sew it love it"

Cuando coloques tus patrones, asegúrate de que la dirección de hilo va de la parte superior a la inferior en cada uno de ellos.

Imagen vía "Sew it love it"



6. No comprobar la dirección de los estampados 

Cuando utilizas una tela estampada con el diseño en una única dirección (como los elefantes de la imagen) se suele gastar más cantidad de material que con las telas estampadas sin dirección. Vale la pena tenerlo en cuenta a la hora de comprar. Además, aunque parezca evidente, asegúrate de que colocas todas las piezas del patrón en la dirección correcta para evitar estampados cabeza abajo. No hay nada peor que darle la vuelta al fantástico bolso que acabas de diseñar y ¡darte cuenta entonces!

Imagen vía "Sew it love it"



7. Cuadros y rayas que no cuadran

Las telas a cuadros o rayadas pierden su efecto si las costuras no encajan. Para que quede perfecto, las rayas deberían alinearse en todas las costuras e intersecciones.

Imagen vía "Sew it love it"


Imagen vía "Sew it love it"


Cuando cortes tela con rayas o cuadros, asegúrate de que colocas los patrones de manera que el efecto del dibujo continúe alrededor de la pieza acabada.

También al cortar patrones con la tela doblada, necesitarás cuadrar las líneas tanto por el borde la tela como en el lateral. Para hacerlo, dobla la tela y cuadra las líneas en los bordes laterales e inferior, y sobretodo, utiliza alfileres para evitar que la tela se mueva al colocar lo patrones encima 

Imagen vía "Sew it love it"



8. Cortar por el lado correcto de la tela 

Trabaja siempre por el revés de la tela, doblando la tela con los lados "buenos" tocándose cuando quieras cortar dos piezas a partir de un único patrón. Colocar los patrones por el lado exterior o bonito de la tela, en vez de por el revés, te dificultará marcar las líneas de corte o costura y además, la tela puede estropearse.


9. Cortar al bies sin querer

Si cortas la tela en diagonal, aunque los patrones estén perfectamente colocados, la tela no será estable y perderá su forma con el uso.

Las telas se crean a partir de dos tipos de hilos, unos transversales y otros longitudinales, que están tejidos perpendicularmente unos de otros. Primero endereza el orillo, y luego, mueve el resto de la tela hasta que el resto dehilos también queden rectos.

Imagen vía "Sew it love it"



10. Cortar a lo ancho, y no a lo largo

Los tejidos, de manera natural, son más estables a lo largo que a lo ancho. Es por esto que la mayoría de patrones siguen esta dirección. Si sin querer, cortas un patrón a lo ancho (es decir, transversal) la tela perderá su forma con el uso.

Todos los patrones suelen tener dibujada una flecha que nos indica la dirección del hilo. Coloca esa flecha siempre paralela al orillo de la tela. No lo hagas solo a ojo, mide la distancia para asegurarte de que está bien colocado respecto al recto hilo

Imagen vía "Sew it love it"



11. Usar unas tijeras sucias o viejas

Las tijeras viejas o mal afiladas crean bordes de la tela desiguales y que se deshilachan fácilmente. Aparte de que pueden dañar la tela, convierten el cortar en una tortura ¡es tremendamente difícil!

Afila regularmente tus tijeras y limpialas cada vez que se ensucien. Y cuando ya no tengas más remedio, reemplázalas por un buen par de tijeras de calidad. Seguro que son más caras, pero durarán mucho más y cortarán mejor, dejando todas las piezas con unos bordes limpios y bien acabados.


12. Que se muevan los patrones

Y por último, uno de los errores más evidentes pero también más comunes. Si cortas la tela sin usar alfileres para sujetar los patrones acabarás teniendo piezas con formas que no deberían tener.

Antes de cortar (o de marcar las líneas de corte con una tiza o rotulador específico), coloca los patrones sobre la tela y usa alfileres para mantener el patrón en su sitio. Engancha siempre el patrón, y todas las capas que haya debajo. Una buena alternativa a los alfileres son los pesos, que son rápidos de usar y consiguen el mismo efecto, es decir, que el patrón no se mueva.

Imagen vía "Sew it love it"



Yo cometí algunos de estos errores cuando empezaba ¿y tú? ¿te pasó alguna vez algo así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario